Parasha Balak (Resumen)

Balak, rey de Moab, siente un temor mórbido a los israelitas. Por eso recurre al famoso brujo llamado Bilaam, para que los maldiga. Primero, Hashem Se le aparece a Bilaam y le prohíbe que vaya. Pero como Bilaam insiste tanto, Hashem Se le aparece por segunda vez, y lo deja ir.

Mientras se dirige hacia allá un malaj (ángel, mensajero de Hashem) le bloquea el camino a la burra de Bilaam. Incapaz de contener su frustración, Bilaam le da un golpe a la burra cada vez que se detiene o quiere desviarse. En forma milagrosa, la burra habla, y le pregunta a Bilaam por qué la golpea. El malaj le dice a Bilaam lo que tiene permiso de decir, y lo que no tiene permiso de decir, con relación al pueblo judío.

Cuando llega Bilaam, el Rey Balak lleva a cabo preparativos muy complejos, con la esperanza de que Bilaam logre efectuar la maldición planeada. Tres veces Bilaam intenta maldecir a los israelitas, y tres veces termina bendiciéndolos. Balak, al comprobar que Bilaam ha fallado, lo echa de un modo vergonzoso. Los israelitas pecan con las mujeres moaví, y adoran los ídolos moaví, y son castigados con una plaga. Uno de los líderes judíos tiene el descaro de llevar a su tienda a una princesa midianita, ante la vista de Moshé y del resto del pueblo. Pinjas, nieto de Aarón, los mata a ambos con una lanza. Esto pone fin a la plaga, pero no antes de que mueran 24.000 personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: