Haftara Koraj

En Israel Shmuel I 11:14 – 12:22 Jutz Laaretz Yehoshúa 2:1-24


“Entonces Saúl le dijo al pueblo: ‘Venid, vayamos a Galgal, y renovemos allí el reino'”

Rosh haShaná es una coronación. Coronamos a Hashem como nuestro Rey. Pero, a decir verdad, ¿no tenemos la obligación de reconocer el reinado de Hashem todos los días del año? ¿Qué tiene de especial la “coronación” de Rosh ha Shaná?

En la Haftará de esta semana, según explica Rashi, Shaúl debía “renovar” el reino, revitalizándolo y reasegurándolo, pues el pueblo tenía objeciones en su contra. Del mismo modo, en Rosh haShaná se enfrentan a nosotros los ángeles acusadores que nosotros mismos creamos con nuestras transgresiones. Ellos, por así decirlo, nos acusan de ser desleales al rey, por no haber observado sus mandamientos. Y como está escrito, “no hay rey sin pueblo”, el Reino de Hashem se ve, por así decirlo, “amenazado”.

Esta acusación de falta de lealtad nos obliga a renovar nuestro compromiso con Hashem, en tanto que nuestro Rey, y, por lo tanto, “renovamos el Reino”.

Basado en el Admor mi Gur, zt”l, en Mayaná shel Torá
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: