Parasha Vayakhel-Pekude (Resumen)

Parashat Vayakhel

Moshé Rabenu exhorta a los israelitas a que cumplan con el Shabat, y pide donaciones para los materiales de la construcción del Mishkán. Recolecta oro, plata, piedras preciosas, cueros de animales y tejidos, así como también incienso y aceite de oliva para la Menorá y para las unciones. Los Príncipes de cada una de las doce tribus traen piedras preciosas para el pectoral y el efod del Cohen Gadol. D-os elige a Betzalel y a Oholiav como los maestros artesanos para la construcción del Mishkán y sus vasijas. Los Hijos de Israel realizan tantas contribuciones que Moshé comienza a rechazar donaciones. Se diseñan cortinas especiales con dos fundas diferentes para servir como material para el techo y la puerta del Mishkán. Se conectan bloques cubiertos de oro sobre bases de plata para formar las paredes del Mishkán. Betzalel erige el Arón Hakodesh (Arca), que

contiene las Tablas, y lo hace de madera cubierto con oro por adentro y por afuera. En la tapa del Arca se hacen dos pequeñas figuras aladas, una frente a la otra, con las alas extendidas sobre el Arca. La Menorá y el Shulján (la mesa con los panes) también están hechos de oro. Se construyen dos Altares: uno pequeño para quemar el incienso, hecho de madera cubierta con oro, y otro más grande, para los sacrificios, hecho de madera cubierta de cobre.

Parashat Pekudé

El Libro de Shemot concluye con la Parashá Pekudé. Después de terminar todas las diferentes partes, vasijas y ropas usadas en el Mishkán, Moshé hace un recuento y enumeración completa de todas las contribuciones y de todas las ropas y vasijas que se confeccionaron. Los israelitas le traen todas las donaciones a Moshé. El inspecciona todo el trabajo y advierte que todo fue hecho de acuerdo con las especificaciones de D-os. Moshé bendice al pueblo. D-os habla con Moshé y le dice que el Mishkán debe ser establecido el primer día del primer mes, Nisán. También le explica a Moshé el orden en que se debe montar el Mishkán y todos sus implementos. Moshé cumple con el mandato del modo prescripto. Cuando el Mishkán por fin queda listo, con todos los implementos en los lugares correspondientes, desciende una nube sobre el Mishkán, seña de que la gloria de D-os se posa sobre él. Cada vez que la nube se aleja del Mishkán, los israelitas van tras ella. De noche, la nube es reemplazada por un pilar de fuego.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: