Esto (Baavur Zé) (4)

La cuarta sección corresponde a la cuarta frase, “Ba’avur zé — Es por esto”, en el Versículo Fuente. Con esta simple asunción podemos contestar la sétima y octava preguntas.

La regla de Rabán Gamliel de que uno debe explicar el Pesaj, matzá y maror, corresponde a la frase “Ba’avur zé“, por lo que el recopilador de la Hagadá colocó el párrafo de Rabán Gamliel en este punto en la Hagadá.

La regla de Rabán Gamliel dice que si uno no explica estas tres cosas — Pesaj (la ofrenda Pascual), matzá y maror, entonces no ha cumplido su obligación de relatar el Éxodo. ¿Cuál es la fuente de esta regla? Su fuente no es otra sino la frase a la que corresponde esta sección de la Hagadá — “Ba’avur zé“.

¿Cómo deriva Rabán Gamliel de estas palabras la obligación de recitar la explicación de la ofrenda pascual, matzá y maror? Rabán Gamliel lee el versículo “V’higaditá” diferente a su lectura común. La traducción común del versículo es, Y relatarás a tu hijo en ese día, diciendo: “Es por esto que Hashem actuó por mí cuando salí de Egipto.”


Sin embargo, Rabán Gamliel traduce el versículo como sigue:

Y relatarás a tu hijo en ese día, diciendo: “Esto es por lo que Hashem actuó por mí cuando salí de Egipto.”

Rabán Gamliel traduce “Ba’avur zé” como “esto es por” o “el motivo de esto es”, la cual es en verdad una traducción precisa y simple de las palabras “Ba’avur zé“. La diferencia entre la manera común de leer el versículo y la manera de Rabán Gamliel es si la palabra ““, “esto”, es el sujeto o el objeto de la cláusula subordinada. Rabán Gamliel estudia que es el sujeto (“esto es por”) y no el objeto (“es por esto”). A manera de ilustración, es como si la frase leyera “Zé ba’avur” en lugar de “Ba’avur zé“, y como si el versículo leyera, Y relatarás a tu hijo en ese día, diciendo: “Esto es por lo que Hashem actuó por mí cuando salí de Egipto.”

¿A qué se refiere “esto”? “Esto” es el objeto sobre la mesa a lo que uno puede apuntar y decir, “ESTO es por…”, refiriéndose a la ofrenda pascual, la matzá y el maror.

Para resumir, la regla de Rabán Gamliel está claramente escrita en el versículo mismo: Y relatarás a tu hijo en ese día, diciendo: “Esto [la ofrenda pascual, matzá y maror] es por lo que Hashem actuó por mí cuando salí de Egipto.” Para cumplir la obligación de relatar la historia del Éxodo a su hijo, uno debe también relatar la razón de la ofrenda pascual (“Porque el Santo, Bendito sea, pasó sobre las casas de nuestros padres en Egipto”), la razón de la matzá (“Porque la masa de nuestros padres no tuvo tiempo de leudar”), y la razón del maror (“Porque los egipcios amargaron las vidas de nuestros padres en Egipto”). Esta obligación es parte de la obligación de relatar el Éxodo, como es evidente por su presencia en el versículo que nos ordena a relatar el Éxodo.

Esto explica también por qué debemos decir “ESTA matzá” y “ESTE maror“, pues el versículo utiliza la expresión “esto”, “Ba’avur zé — esto es por”. (Anotación: No decimos “ESTE cordero pascual” porque ya no tenemos el sacrificio de Pesaj al que podamos apuntar y decir “este cordero pascual”. Desde la destrucción del sgundo Santo Templo, el texto ha cambiado de “Este cordero pascual que comemos” a “El cordero pascual que nuestros padres comían en el tiempo que el Santo Templo estaba en pie”.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: