Parasha Beshalaj (Comentarios)

“Entraron los Hijos de Israel en el medio del mar, por tierra seca y las aguas eran para ellos cual muralla….” (14:22)
En este versículo la Torá nos dice, “Entraron los Hijos de Israel en el medio del mar por tierra seca”, pero siete versículos más adelante el orden es inverso y dice: “ellos caminaron por tierra seca en el mar.”
El Gaón de Vilna , explica que cuando los Judíos llegaron al Yam Suf (Mar de los Juncos), el mar no parecía en absoluto que iba a abrirse ante ellos. Los Egipcios estaban alcanzándolos y nada ocurría!

Cuando Najshón Ben Aminadav, el cuñado de Aarón Hacohen, se sumergió y caminó dentro del agua hasta que le llegó al cuello, finalmente las aguas se abrieron. El primer versículo se refiere a Najshón: por él, el mar se hizo tierra seca, pero para el resto del pueblo, la tierra seca fue creada por la confianza en Dos, de Najshón. También, el vocablo hebraico utilizado para la palabra muralla en el segundo versículo puede leerse como enojo. En otras palabras, la muralla de agua estaba “enojada” con los Judíos por tener tan poco bitajón (confianza, seguridad) en Dos, y quizo ahogarlos. De esto aprendemos que se espera de cada Judío que sea como un Najshón. Que cada Judío sea un pionero de fe, que se sumerje en el mar de duda e indecisión. Porque si éste no fuera el caso, qué derecho tendría el mar para estar enojado? Cada Judío naturalmente tiene confianza en Dos. De todas maneras, si elegimos no utilizar esa cualidad, la naturaleza misma se rebelará contra nosotros.

“Entonces cantaron Moshé y los Hijos de Israel esta canción a Dos” (15:1)
En el curso normal de los hechos, fracasamos en percibir la “mano de Dos operando”. Nos preguntamos cómo la mayoría de los fenómenos diarios que nos rodean, aparentemente sin relación alguna, pueden ser parte de un plan Divino y coherente? Vemos sufrimiento y mal, y nos preguntamos cómo pueden ser la obra de un Dos misericordioso?. Raramente (muy raramente) hay un flash de perspicacia que ilumina el cuadro completo y vemos como todas las piezas del rompecabezas encajan unas con otras. Nos damos cuenta como cada nota y cada instrumento y cada músico armonizan en la “sinfonía” de la Creación de Dos. Esta comprensión es lo que la Torá llama una canción; cuando todo el fenómeno, aparentemente sin relación alguna, se transforma en un coherente, misericordioso y comprensible canto de unidad.
Adaptado de ArtScroll Stone Jumash

Shabat Shirá

El Shabat en el cual Parashat Beshalaj es leído es también llamado Shabat Shirá, por la canción (shirá) que el Pueblo Judío cantó como plegaria a Dos después de cruzar el mar.
Esta canción es “cantada” cada día como parte del rezo de la mañana. A pesar de que muchos otros eventos importantes son enseñados en la parashá de esta semana, la shirá implantó fe y alegría en el corazón de cada Judío en todas y cada generación. Por esta razón, el libro Or Hajaím comenta que la Torá dice: “Entonces cantarán Moshé y los Hijos de Israel esta canción a Dos”, en el tiempo futuro. Porque no sólo los que presenciaron el milagro percibieron la grandeza de Dos y cantaron Su plegaria, sino que quedó implantado en el corazón de cada Judío, como así también la habilidad de reconocer a su Creador y rezar a El quedó arraigado en sus genes “espirituales” para todos los tiempos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: