¿Por que un Brit?

Por Aron Moss

PREGUNTA:

Un amigo me preguntó por qué realizamos el Bris (circuncisión). Le hablé sobre la salud, tradición, ancianos, ocho días, dolor y un montón de otras cosas sin sentido antes de dejar que usted lo responda.

RESPUESTA:

El Bris es un símbolo físico de la relación entre Di-s y los judíos. Es un recordatorio constante de lo que la misión judía trae consigo (un recordatorio que los hombres necesitan más que las mujeres).
Miremos sus detalles:

¿Si la circuncisión es lo que Di-s desea, por qué no nacemos circuncidados?

Di-s creó al mundo imperfecto, y nos dio la misión de perfeccionarlo. Di-s creó el trigo, los humanos hacen el pan. Di-s creó una selva, los humanos crean la civilización. Nos fueron entregados los materiales crudos, y usamos nuestra ingeniosidad para mejorar el mundo en el que nacimos. Esto está simbolizado por el Bris – nacemos incircuncisos, y nosotros “terminamos el trabajo”. Esto también es metafóricamente verdad. Cada uno de nosotros tiene instintos y tendencias naturales que son innatas, pero necesita ser refinado. “Nací de esta manera” no es excusa para un comportamiento inmoral – debemos cortar cualquier rasgo negativo, no importa cuán innato pueda parecer.

¡¿Por qué Di-s escogió la circuncisión para representar algo sagrado?!

La espiritualidad judía consiste en hacer el mundo físico sagrado. La manera en que comemos, dormimos, trabajamos y procreamos debe imbuirse con la misma santidad como la manera en que oramos; nuestras casas deben ser tan santificadas como nuestras sinagogas. Encontramos a Di-s en la tierra así como (y quizás más) que en los cielos. Así que ponemos una señal en el órgano más físico y potencialmente bajo, para decir que puede y debe usarse de una manera santa. De hecho, es en la intimidad donde podemos tocar la parte más profunda de nuestra alma, cuando la asumimos con santidad.

¿Por qué circuncidar a un bebé? ¿La declaración no sería más poderosa si fuera hecho por un adulto maduro?

La circuncisión se realiza cuando un niño todavía no es consciente de lo que está pasando. Esto es porque la conexión judía con Di-s es intrínseca – si nuestras mentes creen en Di-s o no, si nuestros corazones aman a Di-s o no, nuestras almas conocen a Di-s. Podemos unirnos en el Pacto con Di-s sin ser reflexivamente conscientes de Él, porque subconscientemente ya lo conocemos.

¿Por qué específicamente en el octavo día?

El número siete representa la naturaleza – siete días de la semana, siete colores del arco iris, siete notas musicales; el número ocho es el número que supera al siete, y así representa lo milagroso, lo que está más allá de la naturaleza. Hacemos el Bris en el octavo día porque los judíos sobreviven por los milagros. Nuestra historia desafía las leyes de naturaleza. ¡Damos la bienvenida a un nuevo niño judío en esta existencia milagrosa en el octavo día de su vida, como para decir: “¡Espera milagros!”

Por Aron Moss
El rabino Aron Moss enseña Cábala, Talmud y Judaísmo en general en Sydney, Australia.
El contenido de esta pagina es de propiedad intelectual del autor, editor y / o Chabad.org, y es producido por nuestro socio en el contenido, Chabad.org. Si ha disfrutado de este articulo lo invitamos a distribuirlo, estipulando que ha cumplido con la politica de derechos de autor.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: