Cantando bajo la lluvia

“Y Yaakov se sentó…”(37-1)

Erase una vez, una mujer de edad, sentada tranquilamente en el café del teatro después de que el primer acto ya habia enpezado. El camarero le preguntó, con curiosidad, por que no se habia ido a su asiento. La mujer le contestó; ” Oh no, hay demasiada gente ahí dentro. cuando todos se marchen a casa yo podré sentarme donde quiera´.

Tenemos la tendencia de pensar que la vida es un largo y cálido día de verano, sin nubes y todo parece perfecto. Y cuando empieza a llover en nuestras vidas…como generalmente pasa…Bien, pues es algo que tenemos que aguantar hasta que pase. Aguantamos los malos tragos, pensando que son un entreacto penoso, y que cuando acabe volveremos al “verdadero proposito de nuestra vida”.

La verdad es al contrario, esa lluvia y tormenta es la vida, y también nuestro esfuerzo para triunfar sobre ellos.Así nos elevamos espiritualmente. Los días de sol, están ahi para darnos fuerza para enfrentarnos a los desafios de la vida

Yaakov Avinu quería vivir en paz y tranquilidad. Pero Hashem dijo: “No es bastante que los Tzadikim tengan la recompensa en el Mundo Venidero? Tambien la quieren en este mundo?” Yaakov quería serenidad, no para pasar el tiempo, sino para poder dedicarse de lleno a sus quehaceres espirituales. Sin embargo,para Yaakov, no fué considerado correcto el pedir serenidad. Porque en la vida, El Acto, es lo importante no el Entreacto.

(Basado en R’Yerujam Lebovitz zt”l)

“Estas son las generaciones de Yaakov, Yosef…” (37-2)

La Parasha de esta semana es como un libreto de película que narra la historia futura del Pueblo Judío. Yosef (El Pueblo Judío), El hijo favorito de su Padre (Hashem), se ve obligado a dejar a su padre y a su país (El exilio), . Es enviado a otro país, controlado por una nación decadente, que intenta, por todos los métodos posibles, destruirlo. Sin embargo, sucede lo contrario, Yosef se convierte en el proveedor, que mantiene a todas las Naciones en tiempos de hambre, y finalmente sus hermanos acaban por venir y postrarse ante él. Por haberle causado tanto daño. Así será en el futuro, serán precisamente todas las aflicciones por las que ha pasado el Pueblo Judío , las que lo llevarán a su ascenso.

(Basado en el Jafetz Jaim zt”l)

AGUA DE VIDA

“Y le hecharon (aYosef) a un pozo, y el pozo estaba vacío…sin agua” (37-24)

“El pozo estaba vacío de agua, pero lleno de serpientes y escorpiones” (Rashi)

La Torah se compara al agua. Donde no hay Torah, las serpientes y escorpiones, o sea el impulso del mal, reina sin impedimentos , porque la Torah es la única defensa que tenemos contra nuestros malos impulsos.

(Adaptado de Avnei Ezel en Mayana shel Torah)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: