15. MEZUZA

Es el precepto con el cual se nos ordenó la acción (1) de Mezuzá. Es lo que El, exaltado sea, dijo(2): Y las escribirás sobre las jambas (‘mezuzot’) de tu casa, y en tus portones (de ciudades). El precepto respecto de este tema ya fue referido (en la Torá)3. Las leyes de este precepto, todas, fueron explicadas en el Capítulo Tercero (del Tratado Talmúdico) de Menajot4.(1)Es decir, fijar la Mezuzá en cada puerta de todas las dependencias del hogar judío (Mishné Torá, Leyes de Tefilín, Cap. 5, Ley 7>. (2)Deuteronomio “Vaetjanán” 6:9. (3) Ibid. ~EkeV’ 11:20; Por ende, fiel a este mandato bíblico, en el trozo de pergamino que ha de fijarse sobre las jambas de todas las puertas han de inscribiese los párrafos que la mencionan, vale decir: Deuteronomio Vaetjanán” 6:4-9 e Ibid. “Ekev” 11:13-21. (4) Pág.3lbyss.

Respecto de este precepto, Maimónides escribe en Mishné Torá (Leyes de Mezuza; Cap. 5, Ley 3): “La persona debe ser cuidadosa en la observancia del precepto de Mezuzá, por cuanto se trata de una obligación que incumbe en forma perpetua a todos, de modo que cuando entre o salga se topará con (el recuerdo de) la Unidad de Di-s… recordando que debe amarlo, y levantarse de su letargo y sus errores en las vanidades de la llora pasajera, y recordando que no existe nada permanente ni eterno salvo Di-s, de modo que retorne de inmediato a la verdadera concepcion y transite por la senda de la equidad. Dijeron los Sabios de antaño: ‘Aquel que tiene los Tefilín sobre su cabeza (Mitzvat Asé 12) y sobre su mano (Mitzvat Asé 13), Tzitzit en sus vestimentas (Mitzvat Asé 14) y Mezuzá en su puerta – probablemente no ha de pecar’, por cuanto posee muchos elementos que le hacen recordar, siendo estos los ángeles guardianes que lo salvan de la transgresión, tal cual fuera dicho: El ángel de Di-s rodea a quienes Le temen, y los salva (Salmos 34:8; Talmud, Menaiot 43b). Bendito sea el Misericordioso que así nos ha asistido”. “Fijar el Shemá y el Vehajá im shamóa en cada puerta del hogar judío conduce a la dedicación espiritual de cada actividad establecida para el mismo, como si éste fuera un Santuario. Cada actividad desarrollada en el hogar, ya sea comer, dormir, etc., es parre integral del Servicio a Di-s. Este es el precepto de Mezuzá” (1orev, de Rabí Shamshon Refael Hirsch).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: