Parasha Bereshit / Toledot (Resumen)

Después de 20 años de casado sin hijos, los rezos de Itzjak a D’os son contestados y Rivká da a luz a mellizos: Esav e Iaacob. El nacimiento es extremadamente doloroso para Rivká, y D’os le revela que su sufrimiento es un preludio microcósmico del conflicto que habrá en el mundo entre las dos grandes naciones: Edom-Roma e Israel, descendientes de sus mellizos.

Esav nace primero, y trata de prevenir el nacimiento de Iaacob, pero Iaacob se agarra del talón de Esav y emerge al mundo. A medida que van creciendo el constraste entre los mellizos es cada vez más aparente: Esav es un cazador, un hombre de campo, del mundo físico; mientras que Iaacob se sienta en las tiendas de Torá desarrollando su alma. En el día del funeral de su abuelo Abraham, Iaacob está cocinando sopa de lentejas, la comida tradicional de duelo. Esav entra bruscamente, hambriento, después de un día de caza, y vende sus derechos de primogénito (y sus responsabilidades espirituales correspondientes) por un plato de sopa, claramente mostrando su falta de interés por la posición de primogénito. Itzjak trata de escapar a Egipto cuando el hambre llega a Canaan, pero D’os le recuerda que la Akedá – ofrecida como un sacrificio – lo santificó, y debe quedarse en la Tierra Santa. Entonces, se muda a Gerar en la tierra de los Plishtim, donde necesita proteger a Rivká diciendo que es su hermana. Se enriquece mucho allí, originando celos, y Avimelej, el rey, le pide que se vaya. Itzjak vuelve a cavar los tres pozos cavados por su padre, profeticamente aludiendo a los tres Batei Mikdash (Templos) que serán construídos. Avimelej viendo la bendición que D’os puso sobre Itzjak, hace un trato con él. Cuando Itzjak siente que el final de sus días está llegando, llama a Esav para darle bendiciones. Rivká, actuando por orden profética de que las bendiciones deben ser para Iaacob, arregla que Iaacob se ponga en lugar de su hermano y reciba todas las bendiciones. Cuando Esav, en un momento de frustración le dice a su padre, quejándose, que su hermano le compró sus derechos de primogénito, Itzjak se da cuenta que los derechos fueron distribuídos correctamente a Iaacob, quien ha valorado sus responsabilidades en lugar de fijarse sólo en sus privilegios, y confirma las bendiciones que ha dado. Esav jura matar a su hermano, y entonces Rivká manda a Iaacob a lo de su hermano Laván donde pueda encontrar una buena esposa.

 

Parasha en Audio (Descargar)

[Audio=http://www.spymac.com/upload/2009/11/19/HEUdpgGKSb.mp3]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: