“Al prinipio Dos creó el cielo y la tierra” (Parasha Bereshit)

“Al prinipio Dos creó el cielo y la tierra” (1:1)

Rashi nos dice que la razón por la que la Torah empieza con la Historia de la Creación es por si acaso las naciones del mundo nos acusan de ladrones, (nos apoderamos de la tierra de las siete naciones canaanitas) nosotros podemos contestar al mundo que “La tierra entera pertenece al Señor” El la creó y la dió a quien le pareció apropiado darla. Por voluntad de Dos los canaanitas recibieron su pais y por la misma voluntad ellos lo perdiern y nosotros lo ganamos.

Si analizamon bien esta explicación parece poco razonable. Cualquier ladrón puede decir: “Sé que esta es su casa, Señor Cohen. pero toda la tierra pertenece al Senor, El creó su casa y ahora puede darla a quien quiera, Se la dió a usted y ahora me la va a dar a mi.”

La respuesta es que todo en este mundo puede ser robado, todo menos la tierra de Israel.

Israel es único, porque es irrobable. El hecho de poseer la tierra de Israel es prueba de posessión legitima. Pero solo nos merecemos Eretz Israel si en verdad deseamos morar en Eretz Israel. Nuestro deseo de poseerlo debe corresponder al deseo de Hashem de darnoslo, solo asi podemos garantizar que Dos continuará dándonos este pais.

(Basado en Rav Moshe Shapiro)
“Y apareció la noche y la mañana, el segundo dia” (1:8).

De los demás dias de de la creación la Torah nos dice que “estuvo bien, o muy bien” pero del segundo dia no nos dice nada. ¿Porqué no fué el segundo dia bueno? Los ángeles y el firmamento fueron creados en ese dia, y por supuesto esas son grandes creaciones.

Para que algo sea “bueno” debe reflejar la intencion primordial de la Creación. La intención primordial de la Creación es el ser humano, y su lugar pertenece al mundo físico “de abajo”. Los mundos espirituales creados en el segundo dia solo tienen el propósito de ayudar al hombre a jugar el papel que Dos tenia planedo para el en su plan para la Creación del Universo.

Por si solos, los ángeles no son “buenos” porque “Los rabios son mas grandes que los ángeles” (Sanhedrin 93a)

(Adaptado de Rabeinu Bachya)
“En el séptimo dia Dos completó el trabajo que estaba haciendo y se abstuvo del trabajo que hiciere” (2:2)

Erase una vez un niñito sentado a la orilla de un sendero llorando desesperadamente. Un gran rabino pasó y agarró al niño en sus brazos. ¿Porqué estas llorando mi niño? le preguntó. El niño le contesto: “porque estuve jugando al escondite con mis amigos y yo les dije que me esconderia y que ellos debian buscarme pero nadie me esta buscando. El niño empezó a llorar otra vez. “No te preocupes, díjole el Rabino, Dos se siente muchas veces como tú. No hay mucha gente en este mundo que ande buscándole.

La palabra “mundo” en Hebreo tiene la misma raiz que la palabra “oculto”.

El mundo es un lugar donde Hashem se oculta. El destino del hombre es buscar a Hashem y asi ganar esa cercania que el Creador desea. Ese es el propósito de la Creación.

Cuando la Torah habla del trabajo de Hashem, obviamente que no esta hablando de ningún esfuerzo, fisico o mental, porque ese concepto no existe para Hashem. El “Trabajo” que Dos hace es la creación de “velos o coverturas”, la creación de escondites, estos son necesarios porque sin ellos el hombre no tendria libre-albedrio.

Cuando un cortesano esta enfrente del trono del Rey no es libre de cumplir o dejar de cumplir los deseos del Rey, el cortesano esta transformado por la reverencia que la presencia del Rey le inspira.

Cuando el Rey esta, por asi decir, ocultándose detrás de la cortina del mundo, entonces el hombre tiene un escenario en el que ejercer su libre-albedrio y asi posee la facultad de elejir el camino que la lleva a cumplir la voluntad de Dos.

En Shabbat cuando Dos “descansa” cesa de crear esas coverturas que le obscurecen y si nosotros somos capaces de guardar el Shabbat como Dos manda entonces sentimos la proximidad de Dos. Por eso el Shabbat se llama una imagen del mundo venidero “Olam Haba”. Un mundo donde no existen velos ni escondites.

(Basado en Mijtav MiEliahu y una historia eschuchada de Rabbi Zev Leff)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: