Leyes de Ereb Shabat

El tiempo de ‘ereb shabbat comienza con el amanecer, o ‘Alot Hashajar, del viernes. Algunas de las leyes pertinentes a ‘ereb shabbat corresponden a las primeras horas de la tarde del viernes o las últimas horas de la misma.

Alguien que hace un trabajo después de minjá ketaná , 2.5 horas temporales antes de la puesta del sol) que no es por el honor de shabbat y se hace por las ganancias, no tendrá una bendición de estas ganancias.


Tres horas antes de la puesta del sol uno debe comer menos de lo habitual para recibir el shabbat con apetito. Sin embargo, está prohibido comer una comida mayor a la acostumbrada a menos de que sea una comida por mitsvá, es decir, el banquete de una circuncisión o de la redención de un primogénito, etc.

Uno no debe ayunar ‘ereb shabbat, pero se permite ayunar por medio día. Un rabino competente debe ser consultado referente a un ayuno por “yohrzait” (aniversario luctuoso). Si el ayuno público del diez de tebet cae en viernes, ayunamos todo el día. Antes de salir a la sinagoga en ‘ereb shabbat, la persona debe revisar su ropa y sus bolsillos para que no transporte algo en la vía pública accidentalmente.

Se permite empezar en ‘ereb shabbat un trabajo que continuará automáticamente durante shabbat, por eso se permite prender la calefacción en ‘ereb shabbat. Algunos de estos casos se prohibieron por temor a que alguien profane shabbat. Un ejemplo de esto es la prohibición de empezar a cocinar comida que no puede ser consumida cruda, si empieza justo antes de shabbat de manera que cuando comience shabbat ni siquiera estará medio cocinada.

Se permite asignar trabajo a un no judío en ‘ereb shabbat con las siguientes condiciones: Que no haga el trabajo en la propiedad del judío, ni que sea muy sabido que está haciendo el trabajo para el judío.

Que el judío estipule el pago por el trabajo.

No está empleado por el día, ni tampoco es empleado por el judío todo el año para hacer este trabajo.

Que ni siquiera le insinúe en shabbat para que haga el trabajo.

Que el judío no se beneficie económicamente del trabajo del no judío.

Que el trabajo no se haga con el piso o con la tierra o con algo unido al piso como una pared o un edificio, o con cualquier cosa que se prepara para unirse al piso como un ladrillo, un tubo o algún otro material de construcción.

Estas leyes son complejas y un rabino competente debe ser consultado cuando sea necesario. Hay formas de permitir algunos de los casos mencionados anteriormente que están prohibidos si el no judío es socio del judío en el negocio.

Está permitido prestarle o rentarle a un no judío herramientas en ‘ereb shabbat siempre y cuando no se las presta o renta nada más durante shabbat y que no estén en la propiedad del judío al comienzo de shabbat. Asimismo, está permitido darle mercancía a un no judío ‘ereb shabbat para que la venda si fijó anteriormente un precio y no le dijo que la venda en shabbat.

Antes de darle un trabajo que produce un ruido molesto a un gentil en ‘ereb shabbat, debe considerar que tal vez haga este trabajo en shabbat mismo, y que si este ruido molestará el día de descanso del judío, el judío deberá tratar de prevenir ésto de manera que lo haga lejos del judío o que no le de este trabajo ‘ereb shabbat. Si la única manera de evitar este ruido es dándole el trabajo otro día pero ésto le causará una pérdida monetaria cuantiosa, entonces está permitido.

Por el honor del shabbat, uno deberá intentar programar cualquier procedimiento médico al principio de la semana para que se sienta mejor en shabbat, siempre y cuando no existan razones médicas o monetarias para no hacerlo. Ésto también aplica para hacer un viaje en barco por alta mar donde se necesita tres días para aclimatarse. Uno deberá intentar programar la salida para el domingo, el lunes o el martes. Si no puede programar la salida para entonces o tiene motivos apremiantes para no hacerlo, entonces se permite. Sin embargo, si es un viaje de placer que no está relacionado a su salud o a una mitsvá, entonces no puede partir en miércoles. En el caso que la nave salga en shabbat, debe embarcar ‘ereb shabbat.

Aun si uno reza temprano ‘ereb shabbat, en el tiempo de plag haminjá (ôìâ äîðçä), cuando dice “Mizmor Shir” (îæîåø ùéø) o prende las velas con la intención de aceptar el shabbat, está obligado a cumplir todas las leyes de shabbat. Si todas las sinagogas de la ciudad ya recitaron “Mizmor Shir” (îæîåø ùéø), entonces todos los judíos de la ciudad ya están obligados a cumplir las leyes de shabbat.

Desde el momento en que acepta shabbat hasta el anochecer (öàú äëåëáéí) uno puede sumergir los utensilios en una tebilá si los necesita para shabbat, y si es necesario, puede hacer “‘erubé jatserot” (òéøåáé çöøåú) que le permite transportar objetos desde un dominio a otro. También se permite decirle a un no judío que le haga algún trabajo si es necesario para shabbat, como prender la luz o impedir una pérdida monetaria importante.

Uno debe honrar el shabbat haciendo lo siguiente: Bañándose ‘ereb shabbat, vistiendo buena ropa, poniendo la mesa con bonitos manteles y buena comida, dejando áreas bien iluminadas, usando bonitos candelabros para las velas de shabbat, etc.

Si rezó temprano, minjá ketaná (îðçä ÷èðä) y por lo tanto comenzó su comida de shabbat temprano, deberá comer otra porción de pan del tamaño denominado “cazayit” (21.81 – 32.71cm.cu.ml., ëæéú) después del anochecer (öàú äëåëáéí) cuando ya es realmente shabbat.

Tanto los hombres como las mujeres están obligados a participar en el “kiddush”, el mismo que deberá ser seguido de una comida con pan o con pasteles.

Tanto los hombres como las mujeres están obligados a comer tres comidas durante el shabbat, una por la noche y dos de día. La tercera comida deberá ser hecha después del mediodía (çöåú äéåí). Las primeras dos deberán empezar con dos panes. La tercera comida también deberá principiar con dos panes, pero cuando es necesario, pasteles son suficientes, y si solamente queda pescado, carne o frutas, puede comer esto como su tercera comida.

Tanto los hombres como las mujeres deben participar en la ceremonia de “habdalá” (äáãìä) el sábado por la noche (îåöàé ùáú). Está prohibido hacer cualquier melajá antes de recitar habdalá. Sin embargo, si ya concluyó shabbat y tiene que hacer algo que es muy importante y que era prohibido en shabbat, puede decir: “Bendito es (el Todopoderoso) Quien diferencia entre lo santo (shabbat) y lo profano (los días de la semana), (áøåê äîáãéì áéï ÷åãù ìçåì)” y después puede hacer lo que necesite. Pero si ya dijo habdalá en el rezo nocturno (àúä çåððúðå), no necesita recitar esta frase para que se le permita el trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: