Shuljan Aruj (Parte 5)

TIEMPOS PARA LAS ORACIONES

Cuando Ezra el Escriba y los Varones de la Gran Asamblea prescribieron el numero de servicios de oraciones para cada dia, establecieron tambien el marco horario en el cual dichos servicios deben cumplirse. El tiempo oficial para los servicios de oraciones fue fijado a fin de que corresponda al tiempo en el cual se ofrecian las ofrendas publicas cotidianas en el Templo de Jerusalen.

Estos periodos constituyen hasta la fecha el marco temporal en el cual se han de recitar las diversas plegarias. Sin embargo, se debe solicitar la opinion de la autoridad rabinica local a fin de fijar exactamente el tiempo adecuado correspondiente a una comunidad determinada, dado que hay que tomar en cuenta factores tales como la latitud y la epoca del año a fin de establecer la duracion del tiempo entre el alba y la salida del sol, y entre la puesta del sol y la caida de la noche. Por otra parte, hay diferencias de opiniones entre las autoridades religiosas sobre el modo de determinar la duracion de estos periodos crepusculares.

Explicacion de la “Hora Variable” (Shaa Zemanit)

A fin de entender de que modo se fijan los parametros exactos de tiempo para los servicios religiosos cotidianos, debemos comenzar por saber que cuando la  Mishna o las fuentes halajicas posteriores se refieren al momento del dia, no se refieren a una hora fija, y cuando utilizan el termino ‘hora’ no quieren significar el intervalo constante de sesenta minutos que utilizamos actualmente. Estas fuentes se iran refiriendo a cierta fraccion del dia, y la hora que quieren expresar es una ‘hora variable’ u ‘hora estacional’ (Shad Zemanit), cuya duracion es determinada por la longitud del dia medida desde la salida a la puesta del sol, lo cual a su vez cambia según según las estaciones del año. Lo unico constante en cuanto a la ‘hora variable’ es que siempre constituye un doceavo del dia. Asi, por ejemplo la ‘hora cuarta’ signficia siempre un tercio del dia; la ‘hora sexta’ significa siempre un  tercio del dia; la ‘hora sexta’ significa el mediodia (Igrot Moshe, Oraj Jayim:24). Si se tratara de un dia que tiene doce horas de luz, y que comience a las seis de la mañana y concluya a la seis de la tarde, la ‘hora cuarta’ seria  a las diez de la manaña y la ‘hora sexta’ seria a las doce del mediodia. Pero los dias no son tan exactos en su duracion. Los hay mas largos y mas cortos; comienzan y terminan mas temprano o mas tarde, según la estacion del año.

Tomemos como ejemplo un dia veraniego hipotetico de exactamente quince horas de luz que comience a las cinco en punto de la mañana. Un tercio del dia seria a las cinco horas de la salida del sol, y en este caso la ‘hora cuarta’ seguiria siendo a la diez de la mañana, Pero la ‘hora sexta’, o sea el mediodia, seria aquí siete horas y media despues de la salida del sol, o sea las doce y media del mediodia. O considereremos un dia invernal hipotetico de nueve horas luz, que se iniciara a las siete en punto de la mañana. Un tercio del dia seria, en este caso, tres horas despues de la salida del sol, y tambien aquí la ‘hora cuarta’ seria a las diez de la mañana. Pero la ‘hora sexta’, o el mediodia, seria cuatro horas y media despues de la salida del sol, o sea a las once y media de la mañana.*

  • Para calcular la duracion de la ‘hora variable’ de determinado dia, se divide el tiempo de la luz del dia (horas y minutos) en doce partes iguales. Cada una de estas partes es una ‘hora variable’. Un dia veraniego de quince horas y venticuatro minutos sera de 15 x 60 minutois + 24 minutos, o sea de 924 minutos de duracion. La duodecima parte de ese dia (924 + 12) es de 77 minutos. Esta es la duracion de la ‘hora variable’ correspondiente a ese dia determinado. La conclusion de la ‘hora cuarta’ de ese dia seria, por lo tanto, 4 x 77 = 308 minutos despues de la salida del sol.

Sabiendo la hora exacta de la salida y puesta del sol en determinado dia, se puede calcular facilmente la duracion de la ‘hora variable’ correspondiente al mismo. Una vez calculado esto, no hay ninguna dificultad para establecer el momento de la ‘hora cuarta’ o la ‘hora sexta’, o el momento exacto según el reloj que corresponderia a dos horas y media o a una hora y cuarto (de las ‘horas variables’) antes de la puesta del sol.

Algunas autoridades rabinicas han optado por seguir coordenadas diferentes, basando sus calculos de la ‘hora variable’ en el momento que apunta el alba y el momento de la caida de la noche. Esto tiene el efecto de avanzar las ‘horas variables’ a un tiempo mas temprano. Este criterio se utiliza a veces solamente en la determinacion del ultimo momento en que se permite comer jametz (leudado) en la mañana de la vispera del Pesaj (Oraj Jayim 233”1, Rabi Moshe Isserles, Mishna Berura:4).

El Tiempo para Shajarit

El lapso de tiempo en el cual se ha de recitar el servicio de Shajarit comienza con la salida del sol y se extiende hasta la conclusion de la ‘hora cuarta’, lo cual equivale al primer tercio del dia (Oral Jayim 443. Mishna Berura: 8).

Dado que la ofrenda matutina cotidiana podria ofrecerse ya al amanecer, en caso necesario se puede comenzar la Amida en un momento tan temprano como al romper el alba. Si bien el requisito de rezar en el ‘momento propicio’ no se cumple si se reza despues de concluida la ‘hora cuarta’, se puede decir el servicio de Shajarit hasta la ‘hora sexta’, y se considerara cumplido el requisito de rezar. Pero a partir del mediodia ya no se puede rezar el servicio de Shajarit.

El Tiempo para Minja

El tiempo preferido para el servicio de Minja comienza nueve y media “horas variables” despues del amanecer y se prolonga hasta la puesta del sol, puesto que en este lapso de tiempo se presentaba la ofrenda del Minja en el Templo de Jerusalen. Cuando es recitando en ese lapso de tiempo, el servicio se denomina Minja Kitana (Minja Corta), porque el periodo en el cual se le recita (dos y media “horas variables”) es relativamente corto.

Sin embargo, se puede decir el servicio de Minja a partir de un momento tan temprano como seis y media “horas variables” despues del amanecer. El precedente al respecto tuvo su origen en la practica de adelantar la ofrenda del Minja a la “hora sexta y media hora” en la vispera del Pesaj que recae en viernes. Ello se hizo a fin de dejar tiempo suficiente para preparar la ofrenda pascual antes del comienzo del Shabat. Cuaqndo se recita el servicio del Minja en hora temprana despues del mediodia, se le denomina Minja Guedola (Minja Larga), dado que queda largo tiempo hasta la puesta del sol.

El periodo crepuscular entre la puesta del sol y la caida de la noche es denominado bein hashemashot (entre dos luces) y se considera como safek laila (supuestamente noche). Según definicion de la Halaja, la noche comienza cuando en el cielo son visibles por lo menos tres estrellas de tamaño mediano (tzetha’kojavim – salida de las estrellas). Esto se produce, en la latitud de Nueva York, aproximadamente treinta y cinco o cuarenta minutos despues de la puesta del sol. En Israel, es aproximadamente diez y ocho minutos despues de la puesta del sol .

Hoy en dia se consulta el calendario para establecer el momento exacto de la caida de la noche, pero tambien puede hacerse visualmente.

Unos de los sabios del Talmud, Rabi Yehuda, sustenta que el criterio de Minja puede decirse no mas tarde que una hora y un cuarto de ‘hora variable’ antes de la puesta del sol. Dado que el periodo standard para el servicio de Minja comienza dos y media ‘horas variables’ antes de la puesta del sol, el limites establecido por Rabi Yehuda se denomina Pelag ha-Minja, o sea “mitad de la Minja” por señalar la mitad del periodo permitido para la Minja (Berajot 4:1).

El Pelaj ha-Minja no fue un tiempo señalado arbitrariamente, sino que tuvo cierto significado en el ritual del Templo de Jerusalen. Señalaba el momento en que debia concluirse la ofrenda de sacrioficios de la tarde; el resto de la tarde se dedicaba a otros aspectos del ritual tales como la quemadura del incienso y la libacion del vino.

La Halaja permite la opcion entre seguir el criterio del Rabi Yehuda o el de los otros Sabios del Talmud.

El Tiempo para Maariv

El tiempo para el servicio de Maariv empieza al concluir el tiempo del servicio del Minja. Los que siguen el criterio de Rabi Yehuda y recitan permanentemente el servicio de Minja antes del Pelag ha-Minja, pueden decir el servicio de Maariv inmediatamente despues del Pelag ha-Minja. Ello significa que el Maariv puede comenzar en un momento tan temprano como una hora y cuartoi de ‘hora variable’ antes de la puesta del sol.

Esta es la opinion que se aplica cuando se realiza el servicio de la vispera del Shabat antes de la puesta del sol, a fin de “añadir a lo santo” (Oraj Jayim 293:3, Mishna Berura:9). En los meses de verano, cuando en muchas comunidades se acoge el Shabat y se dice el servicio de Maariv bastante antes de la puesta del sol, la norma establcida por Rabi Yehuda fija el momento mas temprano en que se pueda recitar el servicio de Maariv.

Los que dicen regularmente el servicio de Minja hasta la puesta del sol, pueden recitar el Maariv inmediatamente despues de la puesta del sol, lo cual queda dentro del marco del ‘tiempo propicio’ para el servicio del Maariv. Sin embargo, la practica seguida generalmente es esperar para la recitacion  del Maariv.

El Tiempo para la Shema

El tiempo adecuado para recitar la Shema es independientemente del de los servicios de oraciones. Ello se debe a que la recitacion de la Shema no fuese prescripta por los Sabios en relacion con las ofrendas en el Templo de Jerusalen, si no a fin de satisfacer el requisito biblico de decirla “ cuando te acuestes y cuando te levantes “.

A fin de dar cumplimiento a este deber religioso, la Shema nocturna debe ser recitada no antes de la caida de la noche. Si uno la dice antes de dicho momento, como parte del servisio de Maariv que se realice antes de caer la noche, preferentemente al acostarse (Oraj Jayim 235:1).

Si la congregacion realiza el servicio de Maariv antes de la caida de la noche, es preferible decir el Maariv con la congregacion en vez de decirlo en privado despues de la caida de la noche, aun cuando ello signifique tener que repetir despues la Shema en privado.

La Shema se dice hasta la medianoche, limite este establecido por los Sabios para evitar dilaciones y olvidos inadvertidos. Si a pesar de todo se producen demoras, se puede recitar la Shema a lo largo de toda la noche, hasta el amanecer.

La Shema de la mañana puede recitarse desde el momento en que hay suficiente luz natural como ‘para reconocer a una persona conocida a una distancia de cuatro codos’ (aproximadamente 1.70m.). Se supone que ello ocurre alrededor de unos treinta y cinco minutos antes de la salida del sol. Y se puede recitar hasta el final de la ‘hora tercera’, lo cual equivale a un matinal en hora tan temprana como el alba, pero no se puede demorar mas alla de la ‘hora tercera’ despues de la salida del sol (Oraj Jayim 58:1,3,4).

COMO INCORPORARSE AL SERVICIO DE ORACION  CUANDO SE LLEGA TARDE

Lo mas recomendable es llegar a la sinagoga al comienzo del servicio de oraciones y de este modo participar en todo el servicio si  prisas. Peri que se debe hacer si uno llega despues de iniciado el servicio?” Se debe comenzar desde el principio y apresurarse para alcanzar el servicio? O sea sencillamentge se ha de saltar todo lo que ya fue dicho por la congregacion, y unirse a ella en parte que se esta rezando? Hay reglas precisas sobre lo que se debe hacer en tal caso.

Primera Regla :

Se da la mayor preferencia a la posibilidad de recitar la Amida junto con toda la congregacion. Esta es la base fundamental de la tefila be-tzibur (rezo en comunidad). El “tiempo propicio” para que D’s escuche las plegarias del individuo, es cuando toda la congregacion esta rezando. Por lo tanto, quien llegue tarde dispondra sus oraciones de modo tal que pueda cumplir este primer requisito basico, aun cuando para ello deba omitir algunas partes preliminares del servicio. Se debe calcular cuanto tiempo tardara la congregacion en llegar a la Amida, y según ello se decidira como proceder.

Segunda Regla :

La segúnda pauta a tomar en cuenta es que la Shema y sus bendiciones constituyen una unidad de la cual no se puede omitir ninguna parte.

Tercera Regla :

La tercera regla se relaciona con las dos primeras. En el servicio de Shabat la Amida debe seguir inmediatamente a la Shema con sus bendiciones y no pueden separarse. De modo que la flexibilidad de que se dispone afecta principalmente a las dos secciones preliminares del servicio de oraciones.

Cuarta Regla :

La cuarta norma a tomar en cuenta es que ciertas plegarias deben decirse forzosamente antes de la Shema o antes de la Amida, y por ende no pueden ser omitidas. Ellas son:

1.        La bendicion del lavado de las manos: al netilat yadayim.

2.        Las bendiciones de la Torah.

3.        La bendicion de Elohai, meshama (D’s mio, el alma que me has dado).

Si se omiten estas bendiciones al comienzo del servicio de oraciones, no hay forma de decirlas posteriormente.

Supongamos que uno llega al servicio matinal de oraciones justo en el momento en que se esta recitando la Shema, y ya no hay tiempo suficiente para dar cumplimiento a la Tercera y la Cuarta Regla y alcanzar a recitar la Amida junto con toda la congregacion. En tal caso no hay mas remedio que dejar perder el merito de rezar con toda la congregacion, y se debe comenzar el servicio desde el principio, diciendo en privado las oraciones en su debido orden.

Pero supongamos que la congregacion esta por decir la bendicion de Bareju (Bendecid al Señor Bendito), o acaba de decirla. En tal caso se han de decir las tres breves bendiciones indicadas por la Cuarta Regla, y seguir a continuacion con la Shema y sus bendiciones. Al hacer asi, el que ha llegado tarde puede decir la Amida junto con toda la congregacion. Al concluir el servicio de oraciones se puede completar lo que uno ha omitido de las secciones preliminares. No obstante, las bendiciones de Baruj She’amar (Bendito El que ordeno) e Yishtabaj (Alabado sea) no se dicen al finalizar el servicio.

Supongamos que uno ha llegado poco antes de la bendicion Bareju (Bendecid al Señor Bendito). Hay tiempo para recitar mas plegarias ademas de las mencionadas en la Cuarta Regla.

Estas oraciones han de ser : Baruj She’amar (Bendito El que ordeno), Ashrei (Bienaventurados), Yishtabaj (Alabado sea), y en Shabat y dias de fiesta, Nishmat (El alma de todo ser viviente).

Estas plegarias se hallan respectivamente al comienzo, en el medio y al final de la seccion conocida como Pesukei De Zimra (Versiculos de los Canticos). Los pasajes que se hubieran omitido podran ser recitados al concluir el servicio.

Según el tiempo disponible se da prioridad a ciertas plegarias sobre otras. Despues de las que ya han sido mencionadas en el parrafo anterior, indicamos a continuacion la serie de plegarias en orden descendente de importancia :

1. Haleluya, Halelu El Be’kod sho (Aleluya, alabad a D’s en su Santuario). (Salmo 150).

2. Haleluya, Halelu el Adonai (Aleluya, Alabad al Señor) (Salmo 148)

3. Los otros Salmos despues de Ashrei (Bienaventurados) que comienzan con Haleluya (Salmos 146, 147. 149).

4. La primera mitad de Vayevarej David (Y bendijo David) (1 Cronicas 29, 10-13), hasta Le’shem tifarteja (Tu Nombre Glorioso).

5. La primera mitad de Hodu (Alabad al Señor) (1 Cronicas 16, 8-36), hasta Ki Kadosh Adonai Eloheinu (Porque es Santo el Señor, nuestro D’s).

6. Salmo 92, Mizmor Shir Le’yom ha ‘Shabat (Salmo, Cantico para el dia del Shabat) seguido por el Salmo 136, el “Gran Halel”, Hodu la “Adonai ki tov (Alabad al Señor, porque El es bueno), que se recita solamente en Shabat y en los dias de fiesta.

Si se dispone ampliamente de tiempo suficiente para decir mas plegarias que estas, no hace falta atenerse a este esquema.

Se puede comenzar desde el principio de Minja, despues que la congregacion ha comenzado, y uno puede empezar a recitar la Amida y concluirla a tiempo para recitar junto con la congregacion la Kedusha en la repeticion de la Amida, debe hacerlo asi. En tal caso se puede saltar la oracion de Ashrei

–          Cuando el Maestro de Oraciones lee los versiculos de la Bendicion Sacerdotal, lo cual se hace siempre en la Amida de Shajarit y de Musaf, la congregacion ha de responder a cada uno de los versiculos : “Ken Yehi Ratzon” (Asi sea Su voluntad). La respuesta “Amen” se utiliza solamente en el rito de la Bendicion Sacerdotal a cargo de los cohanim.

–          Cuando el Maestro de Oraciones concluye la ultima bendicion de la Amida : Sim Shalom (Concede paz), en Shajarit, o Shalom Rav (Concede gran paz), en Minja, ha de agregar el versiculo : Yihiu leratzon imre fi ve’heguion libi lefanefa, Adonai tzuri ve’goali (Seante gratas las palabras de mi boca y las meditaciones de mi corazon, Señor, mi Roca y mi Redentor).

–          Un fiel que reza mas lentamente que el resto de la congregacion y no alcanza a concluir la Amida Silenciosa antes de que el  Maestro de Oraciones llegue a la Kedusha, debera detener la recitacion  de sus plegarias y escuchar atentamente mientras la congregacion dice Kedusha, y despues de ello retomara el curso de sus oraciones. A menos que uno haya concluido la segunda bendicion al mismo tiempo que el Maestro de Oraciones, no debera interrumpir la Amida Silenciosa que esta diciendo para decir la Kedusha (Veanse paginas 169-170).

La repeticion de la Amida requiere que la congregacion la escuche atentamente y responda “Amen” despues de cada bendicion. No hay que distraerse con conversaciones vanas, ni dedicar la atencion a otros asuntos, ni siquiera al estudio de la Torah o a la lectura de otros textos sagrados (Oraj Jayim 124:4, Mishna Berura : 17,18; Aruj Ha Shuljan 124:9-12).

QUE HACER SI SE OLVIDA DE RECITAR?

Hay una serie de palabras o pasajes que se deben agregar o suprimir a la Amida, según la epoca del año. Fieles que recitan la Amida con tanta frecuencia que las palabras comienzan a brotar solas de los labios, pueden llegar a equivocarse si en determinado momento olvidan las circunstancias o si su concentracion decae en algun pasaje.

Hay que tener conciencia de la relativa importancia de estos errores, y saber cuales de ellos requieren que uno retroceda en sus plegarias a cierto punto, y cuales no lo requieren; cuales obligan a repetir toda la Amida y cuales no. Porque no todos los errores tienen el mismo peso y gravedad.

Errores en el Servicio de Todo el Año

Antes de detallar los errores que pueden producirse en ocasiones especiales, seanos permitido exponer algunas reglas generales que se aplican a los errores cometidos en el texto comun de la Amida.

  • Un error cometido en alguna de las tres primeras bendiciones, requiere que comience de nuevo la Amida.
  • Un error cometido en algunas de las bendiciones intermedias, requiere que se vuelva solamente al comienzo de la bendicion en que se incurrio en el error.
  • Un error cometido en alguna de las tres ultimas bendiciones, requiere que se vuelva a comenzar desde la bendicion de Retze (Acepta, Señor), que es la primera de las tres ultimas bendiciones, si uno se ha dado cuenta del error antes de concluir la Amida. Si uno se ha dado cuenta de dicho error despues de haber concluido totalmente la Amida, debera repetir toda la Amida desde el comienzo.

Desde Rosh Hashana hasta Yom Kipur

Durante los Diez Dias de Contricion se agregan a la Amida algunos breves pasajes que señalan la tematica de ese periodo.

Si uno se olvida recitar algunos de estos pasajes, debera aplicar las siguientes reglas generales :

Si en la tercera bendicion ha olvidado sustituir las palabras Hael Hakadosh (D’s Santo) por Hamelej Hakadosh (Rey Santo), y no se corrige inmediatamente, debera iniciar de nuevo la Amida desde el comienzo. Pero si ha olvidado sustituir en la undecima bendicion de la Amida cotidiana las palabras Melej obev tzedaka u’mishpat (Rey amante de la justicia y la equidad), por Hamelej Hamishpat (Rey de Justicia), no hace falta repetir la bendicion. Tampoco es necesario repetir la bendicion si en la primera bendicion ha olvidado incluir la frase que comienza con Mi jamoja Av Harajamim (Quien es como Tu, Padre Misericordioso?). Lo mismo si en las ultimas dos bendiciones ha olvidado incluir la frase : Ujetov le’jayim tovim kol benei beriteja (E inscribe para vida de bien a todos los hijos de Tu pacto), o el pasaje que comienza con : Besefer jayim, beraja veshalom (En libro de vida, de bendicion y paz).

En las Estaciones de Invierno y Verano

Desde Shemini Atzeret (fin se Sucot) hasta el primer dia de Pesaj, o sea en la estacion invernal (del hemisferio norte), se agrega a la segunda bendicion de la Amida la frase: Mashiv haruaj u’morid hagueshem (Haces soplar el viento y caer la lluvia). Estas palabras son fundamentales en la bendicion. Si uno ha olvidado decirlas, pero se da cuenta de la omision antes de concluir la segunda bendicion, debe comenzar de nuevo la Amida desde el principio.

Si la frase mencionada en el parrafo anterior fue agregada inadvertidamente a la Amida en los meses de primavera y verano (del hemisferio norte), se aplican las siguientes reglas:

Si se ha dado cuenta del error antes de concluir la segunda bendicion, vuelve a repetir toda esta bendicion desde el comienzo.

Si se ha dado cuenta del error despues de haber concluido la segunda bendicion, debe repetir toda la Amida desde el comienzo.

Durante la mayor parte de la estacion invernal (del hemisferio norte) se agrega la frase Ve ten tal u’matar liveraja (Y otorga rocio y lluvia de bendicion) en la novena bendicion (Birkat Hashanim – bendicion del año) de la Amida de los dias laborables* (Vease pagina 117). Si se ha olvidado de decir esta frase, pero se da cuenta de ello antes de consluir la bendicion, puede decirla inmediatamente y seguir adelante.

Si cae en cuenta de la omision despues de haber concluido la bendicion, debera incluir toda esa frase en la bendicion de Shema Kolenu (Escucha nuestra voz), antes de las palabras Ki Ata shomea tefila (Porque Tu escuchas las plegarias).

Si se ha dado cuenta de la omision recien despues de haber concluido la bendicion de Shema Kolenu, debe retroceder al comienzco de la novena bendicion (Birkat Hashanim), y repetir toda la Amida a partir de ese punto.

Si cae en cuenta de la omision despues de haber concluido toda la Amida, debe repetirla totalmente.

Del mismo modo, si se dice erroneamente, en los meses de verano (del hemisferio norte), la frase Tal u’ matar li’veraja (Rocio y lluvia de bendicion), y se cae en cuenta de ello antes de concluir la Amida, se debe repetir desde el comienzo de la bendicion del año (Birkat ha’shanim). De lo contrario, se debe repetir toda la Amida.

En las Festividades

En las tres festividades de Pesaj, Shavout y Sucot, y en Rosh Jodesh, en toda Amida con excepcion de la Musaf se agrega a la bendicion de Retze. (Acepta, Señor), la plegaria de Yaale ve’yavo (Elevese y lleguete). Si uno ha olvidado incluirla y cae en cuenta de ello antes de concluir la Amida, debe retroceder solamente hasta la bendicion de Retze y repetir la Amida desde este punto. En caso contrario, debe repetir toda la Amida. Pero no hace falta repetir la Amida si se comete este error en el servicio de Maariv de Rosh Jodesh.

  • Un turista que se encuentre en Israel en cualquier epoca entre el siete de Jeshvan, que recae en octubre, y el cuatro de diciembrem agregara esta frase tal como lo hacen todos en Israel. A su regreso a la Diaspora continuara diciendola aun cuando sea antes del cuatro de diciembre.

En Januca y en Purim se agrega a la bendicion de Modim (Nosotros Te agradecemos) la plegaria de Al ha’nisim (Por los milagros). Si uno ha olvidado agregar esta plegaria, pero cae en cuenta de la omision antes de concluir la bendicion, sencillamente retrocede hasta Al ha’nisim y reanuda el rezo desde este punto. Si cae en cuenta de la omision despues de haber concluido la bendicion de Modim, no hace falta retroceder a la bendicion de Retze ni repetir la Amida.

Según las Autoridades Rabinicas Antiguas, la obligacion de repetir la Amida a raiz de ciertas omisiones o errores se refiere solamente a la persona que reza en privado. Las Autoridades Rabinicas Posteriores recomiendan repetir la Amida en todos los casos en que las reglas asi lo exijan, incluso cuando uno esta rezando con la congregacion (Oraj Jayim 124:10, Mishna Berura: 40).

Pero si es el Maestro de Oraciones  quien ha cometido el error durante su recitacion silenciosa de la Amida, hay opinion unanime  de que no necesita repetir la Amida. A fin de no gravar a la congregacion, basta con la repeticion de la Amida en voz alta para considerar cumplida su obligacion personal respecto a esta plegaria.

Tefila Shajarit en Caso de Apuro

Zmirot Resumidas :

Dira por lo menos, Hodu (Agradezcan), que termina con la frase Amen, y loen al Eterno (en hebreo amen vealel laadonay), Baruj Sheamar (Bendito es aquel que hablo), luego Ashrei (Venturosos), luego, alelula, alelu min hasahmain (aleluia, alaben al Eterno desde los cielos (es el salmo 148), luego aleluia, alelu elbecodsho(aleluia, alaben a D’s desde su santuario (es el salmo 150), luego la recitacion de la bendicion primera de la recitacion del shema que empieza con Baruj (Al D’s Bendito), luego se recita el Shema, luego las bendiciones finales del shema que son veahabta (Amaras al Señor tu D’s….), y termina con la bendicion Ani Adonay Eloheinu enet (Yo soy el Eterno Tu D’s, en verdad), luego se reza la oracion Amida llamada tambien tefila shmonaesre y se termina con Aleinu Ieshabea (A nosotros nos corresponde alabar).

Minja y Arvit se rezan tal como son por ser tefilot (oraciones), que no demandan mas de quince minutos cada una.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: